En catering recomienda


Propiedades del kéfir

El kéfir es un producto lácteo fermentado de origen Caucásico. Su parecido exterior es similar a la coliflor pero con una textura más blanda; se trata de una combinación de bacterias pro bióticas con levaduras y azucares; existe kéfir de leche, de té y de agua, siendo la fabricación de yogur la más extendida y saludable para nuestro cuerpo, a pesar de que su introducción en el mercado se produce lentamente.

Kéfir

Su producción casera no está muy extendida, pues es un producto que requiere de paciencia además de unos cuidados básicos para evitar mal sabor y la contaminación del producto.

Para su preparación, se debe introducir el kéfir en un tarro de cristal con leche, y dejar fermentar durante 24-30 horas; después, se cuela y se repite el proceso; el liquido resultante es un yogur liquido suave y ligeramente ácido, que con un poco de azúcar o miel tiene un sabor delicioso y unas propiedades excelentes para la regeneración de nuestra flora intestinal.

Cuidados: el kéfir siempre tiene que estar el leche y ésta se deberá cambiar cada 24-30 horas; nunca tiene que ponerse en contacto con utensilios metálicos; en su elaboración, dentro del tarro con leche, tiene que existir un espacio de aire equivalente a 1/3 del volumen del tarro; para conservarlo, se introduce en un vaso de agua con una cucharada de azúcar en el interior del frigorífico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario